Berenjenas al horno con miel y vinagre

Berenjenas al horno con miel de bosque L'abella y Melagre balsamico .

Tipo de cocina: Entrante
Número de partes: 2 porciones
Tiempo de preparación: 50 Minutos
Tiempo de cocción: 20 Minutos
Listos en: 1 h, 10 m
Dificultad: Muy fácil

Ingredientes:

1 berenjena
Aceite
Sal
Melagre balsamico
Miel de bosque L'abella
Preparación:

Etapa 1: En primer lugar, cortamos la berenjena en rodajitas finas y las dejamos en remojo en una fuente con un buen pellizc de sal, durante 30 minutos. Así eliminamos ese amargor que tienen las berenjenas.

Etapa 2: A la media hora, las lavamos al grifo,las escurrimos y las secamos muy bien.

Pintamos las rodajas con una brocha con aceite de oliva La murta y las salamos.

Metemos en el horno sobre papel vegetal en la placa del horno durante 15-20 minutos a 180ºC en el horno precalentado.

Para el aliño mezclamos en un cuenco dos cucharadas de miel de bosque L'abella  por una de Melagre balsamico. Mezclamos bien y rociamos las berenjenas antes de servirlas.

Espero que disfruteis

 

POSTRE CON MIEL

Bizcocho de miel y limón:

Esta receta es de origen judío, es de tradición familiar , vale la pena hacer este bizcocho con este sabor tan intenso a limón y jugoso por la miel.

Si no tienes Thermomix, rallas la piel de los limones con un rallador.

Postre Número de partes: 8 porciones

Tiempo de preparación: 30 Minutos

Tiempo de cocción: 30 Minutos

Listos en: 1 Hora

Dificultad: Fácil

Ingredientes: 300 gr. de harina de repostería

                    180 gr.de aceite de oliva "la murta"

                    100 gr. de azúcar 200 gr. de mie de Azahar(naranjo)L'abella mell

                    4 huevos (separadas las claras de las yemas)

                    2 limones 1 cucharadita de canela 1 cucharadita de jengibre

                    1 cucharadita de semillas de cilantro (opcional) 1 sobre de levadura (15 gr.)

                    1/2 cucharadita de bicarbonato

                    Glasa: 100 gr. de azúcar glass

                    4 cucharadas de zumo de limón

                    2 cucharadas de mermelada de albaricoque

Preparación:

Etapa 1: Encender el horno a 180º, calor solo abajo. Pelar los 2 limones, reservar las pieles. Exprimir el zumo y reservar. Echar en la Thermomix el azúcar, las pieles de limón y los granos de cilantro. Pulverizar unos segundos en velocidad 10. Añadir las yemas de los huevos y batir unos minutos. Agregar la miel, el aceite y el zumo de los 2 limones (menos 4 cucharadas que reservamos para hacer la glasa) y batir otros 4 minutos en velocidad 5.

Etapa 2: Mezclar en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y el jengibre. Tamizarlo todo por un colador de malla. Montar las claras a punto de nieve.

Etapa 3: Volcar el contenido de la Thermomix en el bol de la harina y agregar las claras montadas. Mezclarlo todo y volcarlo en un molde desmontable de 26 cm. untado con mantequilla y enharinado. Meter en el horno durante 30 minutos. Sacar y dejar enfriar 1/2 hora.

Etapa 4: Desmoldar y untar bién de mermelada. Dejar secar unos minutos. Hacer la glasa con el azúcar glass y las 4 cucharadas de zumo de limón, removiendo bién en un cuenco. Esparcir la glasa por la superficie.

Apitoxina

  1. Apitoxina
 
 
Picadura de abeja.

La apitoxina es el veneno secretado por las obreras de varias especies de abejas, que lo emplean como medio de defensa contra predadores y para el combate entre abejas. En las especies venenosas, el ovipositor de las obreras se ha modificado para transformarse en un aguijón barbado.

La apitoxina no es una sustancia simple, sino una mezcla relativamente compleja. Aunque los efectos suelen atribuirse a la acidez del compuesto, en realidad el ácido fórmico apenas está presente, y sólo procede de una de las dos glándulas implicadas en la secreción del veneno. Una de estas secreciones es ácida. No obstante, la más activa de ellas aparece como un líquido fuertemente alcalino formado por una mezcla de proteínas, principalmente el polipéptido citotóxico melitina (fórmula química:C131H229N39O31).

La apitoxina se emplea a veces medicinalmente —en la llamada apiterapia oapitoxoterapia—, como tratamiento complementario o alternativo, para el alivio sintomático del reumatismo y otras afecciones articulares, por las pretendidas propiedades antiinflamatorias del péptido 401, la apamina,

eficaz supresora del dolor, analgesico y la melitina, que actúa sobre el sistema inmunológico corrigiendo ataques de anticuerpos hacia las articulaciones y mielina.

La apitoxina debe su nombre al ingeniero agrónomo Eduardo Martínez Rubio, quién en 1936

realizó la desintegración del veneno de abeja, mientras trabajaba para el Instituto

Bioterapico “DISPERT”, en Uruguay.